COLEGIO DE CONTADODES MOCA

NACIONALES

Loading...

Origen de la Contabilidad en la República Dominicana

La Profesión de Contabilidad en la República Dominicana, esta muy vinculada al desarrollo de la Industria Azucarera. La guerra independentista de Cuba y el conflicto Franco-Alemán del principio de siglo xx, provocaron alza de los precios del azúcar estimulando la inversión en éste sector. Llegaron a la República Dominicana técnicos cubanos e inversionistas norteamericanos creando las bases para el establecimiento de grandes ingenios.
Los inversionistas encontraron que en el país no había profesionales de la contabilidad que llevaran el control de las transacciones y de los costos de producción azucarera y los trajeron de EEUU, razón por la cual en República Dominicana se emplearon desde esa época los principios de Contabilidad Norteamericano.
Entrando de forma directa, en el aspecto de la Contabilidad pública, debemos señalar que las dificultades económicas y políticas que vivió la República Dominicana, por los desaciertos de numerosos gobiernos, carentes de visión nacional, que se sucedieron en el país, desde el 1878 hasta el 1916, períodos de constantes empréstitos, llevaron al estado a una condición de imposibilidad de pagos y facilitó que el gobierno de los Estados Unidos asumiera las deudas de acreedores europeos originando la intervención norteamericana del 1916 al 1924, cobrando el gobierno norteamericano a los dominicanos, a través de los impuestos aduanales. Como consecuencia de la intervención, y con el objetivo de facilitar su labor de dominio cobranza, los Estados Unidos trajeron técnicos para organizar el gobierno intervenido y saber las disponibilidades de cada una de las instituciones, lo que se lograba con los informes que suministraba la contabilidad.
Después de la desocupación, el gobierno de Horacio Vásquez (1924-1930), solicitó un préstamo de 10 millones de dólares destinados a construcciones públicas. Para aprobar dicho préstamo debían existir en el país los mecanismos necesarios a fin de controlar su uso, condicionando, los acreedores, la organización administrativa y financiera del estado dominicano. Para esto se creo la comisión económica dominicana, encabezada por Charles Gate Dowes, conocida como “Comisión Dowes”, que se encargó de establecer las bases del primer sistema de contabilidad Pública en el país, lo cual se recoge en la ley 950 del 26 de mayo del 1928. A partir de esta fecha la contabilidad pública dominicana se comenzó a manejar a través de la oficina de contabilidad general, Tesorería Nacional y la oficina Nacional de presupuesto.
Hasta ese momento los dominicanos que ejercían labores de contabilidad pública, tenían una preparación informal, fundamentada en la práctica que las circunstancias la habían dejado como ejercicio de trabajo.
Como consecuencia de las transformaciones internacionales ocurridas por la segunda guerra mundial y los restos económicos del país ante los albores del nuevo orden económico mundial se creo la ley 633 del 16 de junio del 1944, que dio origen al Instituto de Contadores Públicos Autorizados de la República Dominicana.
La ley 633 también dio origen a la escuela superior de peritos contadores que constituye el punto de partida de la enseñanza oficial de la contabilidad en la República Dominicana. La escuela superior de peritos contadores, comprendía dos ciclos académicos: el primer ciclo, calificaba al estudiante con el nivel de bachiller en estudios comerciales. El segundo ciclo, lo elevaba al nivel de perito contador.
Como fruto del movimiento renovador en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), se creó en la facultad de ciencias Económicas y Sociales, el titulo de Licenciado en Contabilidad.
Un acontecimiento importante para la contabilidad pública lo constituyo, la promulgación de la ley 3894 el 9 de agosto de 1954, mediante la cual se creó la “Contraloría y Auditoría General de la República”. Aunque esta tenía la doble función de registro y control de los recursos obtenidos y usados por el estado, no obstante fue un notable avance en materia de contabilidad pública.
La ley 3894 fue modificada el 13 de noviembre de 1970 por la No.54, para que la “Contraloría y Auditoría General de la República”, cambiara su nombre por el de Contraloría General de la República, el cual conserva asta la fecha.
Durante todo el período tratado, la contabilidad gubernamental dominicana, fue de partida simple, que ofrecía informaciones de carácter limitado, reduciéndose casi siempre a informar sobre los ingresos recaudados y los desembolsos realizados por el Estado a través de sus diferentes instituciones.
Por Juan Alberto García Martínez

PRESIDENTE

PRESIDENTE
Lic. Juan Alberto García Martínez, Tels. Oficina (809) 822-1176, (809) 757-8474, Email: jalberto_5@hotmail.com, colegiodecontadoresmoca@hotmail.com, colegiodecontadoresmoca.blogspot.com

Derechos de:

Prov., Espaillat, Dominican Republic
Diseñado Por: Ing. Nelly Peña Email:nellypena_t@hotmail.com